miércoles, 25 de diciembre de 2013

EDNODIO QUINTERO: CUANDO DESPERTÓ, EL SUEÑO SEGUÍA AHÍ

                                  
       Combates y Ceremonias, libros de cuentos de Ednodio Quintero, entre "Muere la verdad", de Goya


Leo embelesada a Ednodio Quintero. Aquí un breve fragmento:

   " (...) Amanece y estoy hablando solo en la terraza. Recuerdo que me levanté después de medianoche: el calor, el insomnio y la presencia muda y rencorosa de Laura se me hacían insoportables. Una estrella fugaz dibujó en el cielo negro la silueta de una mujer, me abandoné a ella y el aire puro de la madrugada apaciguó el tormento de mi piel.
(...) ¿Ahora te vas? Nadie te detiene. Si nunca has venido, puedes irte. Adiós, aligera tus pasos, no te detengas, sé flecha, viento ligero, ave fugaz. Vete ya. Pero antes de que tu imagen se disuelva en la claridad de mañana, mírame desde el fondo de tus ojos glaucos y dime qué debo hacer para que Laura no descubra la marca de tus dientes en mi piel."


Fragmento de "Amanecer en la terraza". Ednodio Quintero. Combates. Editorial Candaya. Barcelona, 2009.-  

2 comentarios:

  1. La última frase es genial y la imagen poética y precisa y terrible que despliega sobrecoge.
    Un saludo Elisa.

    Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, Carlos. Estoy encantada leyendo a Ednodio Quintero. No lo había leído hasta hace unos días. Es profundamente poético. La mayoría de sus personajes se vuelven grandes, muy grandes, reconociéndose de antemano en la derrota. Un abrazo..

      Eliminar