lunes, 17 de septiembre de 2012

EN LA MENTE HAY PASILLOS SUPERIORES A UN LUGAR MATERIAL. REVISTA DE LETRAS.


El arte sirve para limpiarnos los ojos, escribe Karl Kraus. Por tanto, también la escritura, de la que Enrique Vila-Matas dice que no hay actividad menos nociva. Lo afirma en un texto de su libro El viento ligero en Parma en el que se lee que escribir es corregir la existencia. No importa, según este escritor, que solo se corrija diariamente una coma. La escritura nos protege de las heridas insensatas y golpes absurdos que nos da la vida.


Escribir, dice Vila-Matas, es lo mejor que podemos hacer, por lo que deberíamos desear que lo hiciera todo el mundo. En su texto ensambla un pasaje de Italo Svevo revelador al respecto:

“Cuando todos comprendan con la claridad con que yo lo hago, todos escribirán. La vida será literaturizada. La mitad de la humanidad se dedicará a leer y a estudiar lo que la otra mitad de la humanidad habrá escrito. Y el recogimiento ocupará la mayor parte del tiempo que será así arrebatado a la horrible vida verdadera. Y si una parte de la humanidad se rebelase y se negase a leer las lucubraciones de los demás, mucho mejor. Cada uno se leería a sí mismo”. (Continúa leyendo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario